Lámparas de sal en el Himalaya

El producto que os traemos hoy al blog son las Lámparas de Sal del Himalaya.

Se acercan las fechas navideñas y estamos seguros, que vais a ver muchas de éstas luciendo en escaparates de tiendas de regalos o de productos naturales.

Así que, aprovechando uno de nuestros viajes, os queremos acercar un poquito al proceso de fabricación de estas cálidas lámparas, que no sólo os pueden servir como un objeto decorativo muy atractivo, sino que también, las Lámparas de Sal del Himalaya son depuradores de energía naturales.

Pero … ¡Vámonos ya hasta el continente asiático!

 

El proceso de fabricación de una simple lámpara es muy largo; desde la recogida del bloque, el troceado y el pulido de la base, hasta su empaquetado final, pasa muchísimo tiempo.

 

Aquí os mostramos la separación del bloque de sal una vez agujereado; esta separación se hace por kilogramos.

Agujereado de la base de sal para colocar el soporte de madera.

Pulido de la base de sal para que el soporte de madera quede bien alienado. Fijaros en las paredes del área de pulido, ¡totalmente rebozadas de sal, producto de la cinta pulidora!

El empaquetado final.

Aunque parezca mentira y siendo la sal un material que se disuelve en agua, para un buen acabado final y para quitar las irregularidades se les da un buen bañito  y,  así eliminar el exceso que pueda quedar de ésta.

Esperamos que este post os haya ayudado a conocer un poquito más de cerca, cómo desde Kunugi os hacemos llegar desde el mismísimo Himalaya, las famosas Lámparas de Sal.

¡Como siempre, es todo un placer!

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. MONICA dice:

    No tenia la mas minima idea de cual era su proceso.Es cierto que proceden del Himalaya?
    gracias.
    Monica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *