Los amuletos y las culturas: La OBSIDIANA – piedra de culto en el mundo prehispánico

Esta piedra mística, es muy interesante tanto por sus propiedades y composición como por la veneración que despertaba en diferentes culturas tan distanciadas entre ellas como la africana, la romana y la prehispánica. Para hablar de la obsidiana, primero debemos aclarar que no se trata de un mineral, aunque lo parezca, sino de lava fundida que al enfriarse muy rápido no ha tenido tiempo de cristalizar. Es el único material capaz de tener el “filo perfecto”, por lo que en la actualidad se utiliza para realizar cirugías complejas y de alto riesgo.

KUNUGI bodegón AMULETOS OBSIDIANA copia
La piedra llegó a Europa desde Etiopía, gracias a un soldado romano, llamado Obiscus al que debe su nombre,- obsidianus lapis significa piedra de Obiscus. En el país africano, la usaban los cazadores desde el período arcaico para confeccionar objetos cortantes y puntas de lanza.

Al otro lado del Atlántico, los guerreros aztecas también hacían uso de la obsidiana, cubriendo los filos de sus espadas con trozos de la piedra. Pero además de esto, este material negro fue de gran relevancia para los pueblos prehispánicos, ya que lo utilizaron en actividades económicas, políticas y, sobre todo religiosas, siendo un símbolo de culto. Concretamente en México, fue muy usado en la práctica de la adivinación y también con fines medicinales. Por su semejanza con algunos órganos como el riñón o el hígado, se consideraba que la obsidiana tenía el poder de curar dichas partes del cuerpo.

Entre los indios americanos, nuestra protagonista de hoy se conoce como Lagrimas de Apache y poseer una obsidiana, para ellos es símbolo de poder, riqueza y éxito.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *